UNIVERSITARIOS online N40

11 de mayo de 2021 Desactivado Por C.U.R

Es deseo de esta redacción comenzar la entrega del día de la fecha, de nuestra revista Universitarios online, con un comentario previo destacando la figura de la Capitana de Básquet, la Dra. Marisa Gasparini. Es a partir de su energía, de su impronta, de su capacidad y de su entrega que el Básquet de nuestro club se encuentra tan vigoroso como íntegro. El Básquet de la actualidad de Universitario hace honor a todos aquellos que lo conformaron en otras épocas. El Básquet de Universitario, de la mano de la Dra. Gasparini, está con un presente maravilloso, tanto dentro de las canchas así como a nivel personal, gracias a este staff reducido pero de alta contracción al trabajo. Brindamos esta primera nota, con continuidad de una próxima entrega, para saber quiénes son los responsables de este buen momento de nuestro Básquet.

En los últimos años estamos experimentado un importante crecimiento de uno de los deportes que se practican en Uni desde sus comienzos: Básquet. Allá por abril de 2017, al inaugurar las obras de mejoras edilicias en la cancha con centro en el piso de madera, teníamos claro que ello era parte y no todo el objetivo. Y hoy vemos los resultados: planteles consolidadados, ascenso de inferiores y primera división a la categoría A de la liga local al final de campeonato 2019, entre otras cosas. Y ésta es parte de nuestra gente.

Soy entrenador de la primera división del Básquet de Universitario y de la U 19. La idea principal es darle una identidad a este hermoso deporte. Hace tres años que estoy trabajando en el club. En el 2019, logramos, por primera vez en la institución, el ascenso a la División A, en Primera. Y, justamente, estamos trabajando para mantener el equipo en los niveles superiores de competencia en Rosario. Además de trabajar con el plantel de Primera y U 19, también hay un trabajo para llevar a los jugadores de U 17 para que se vayan fogueando con el plantel superior y que tengan las herramientas para que, el día de mañana, sean los protagonistas de la categoría. Es el deseo, a nivel personal, lograr que los chicos, a través de esas herramientas, sean jugadores de Básquet, en todo el sentido de la palabra, es decir que además de ser deportistas destacados sean buenas personas, que tengan el sentido de pertenencia hacia el club, que sean solidarios con los compañeros y que tengan todos esos valores personales que tanta importancia tienen.

Soy el actual entrenador de la reserva. Hace ya cuatro años que soy parte de la institución. Me parece que es algo que me enorgullece, tanto desde lo profesional como de lo personal. Formar parte de Universitario. Un club enorme, con prestigio dentro del ámbito deportivo. Al igual que el primer año y cada vez, siempre los comienzos son con grandes expectativas en cuánto a la búsqueda de logros. Y, quisiera resaltar que, no solamente tiene que ver con los resultados deportivos sino que se extiende a lo que compete a un grupo, a un equipo realmente. Desde el punto de vista integral desearía que todos los deportes del club puedan crecer en todos los sentidos: desde la competencia hasta que sean motivo de elogio y para esto estamos trabajando intensamente. De modo particular, hablando del Básquet, desearía que esté posicionado en lo más alto desde el punto del medio rosarino así como también desde el punto de vista provincial.

Mi nombre es Mariano Pizzo, soy entrenador de las categorías U13, U15 y U17 de la institución. Hace un poco más de un año que estoy en el club y éste cumplo 20 en la profesión. Desde la llegada a Universitario, hemos tenido como objetivo armar una estructura elevando, en primer lugar, la cantidad de horas y la calidad de entrenamiento para los chicos. Tratar de hacer un trabajo completo, tanto en la parte técnica como en la física. Apuntamos al desarrollo integral del jugador, trasmitiendo valores sobre todas las cosas, acompañando el crecimiento desde todos los planos, a nivel individual y a nivel grupos. Nos tocó trabajar durante todo este tiempo con un contexto adverso, pero por suerte no sólo pudimos mantener el número de jugadores, sino que lo incrementamos, eso nos da mucha satisfacción y nos desafía a responder de la mejor manera a esta demanda a la disciplina. El deseo a futuro es seguir progresando, tanto nosotros como los chicos, sin apresurarnos, sin saltar pasos y con la tranquilidad de que sentimos que vamos por un buen camino. Y desearía aclarar que el plural se debe a que el trabajo que realizamos está hecho en conjunto con Diego Portillo, el PF, con quién no solo nos acompañamos en éste desafío sino que lo hacemos todo codo a codo.